Puente peatonal de hormigón impreso en 3D más largo del mundo se instalará en Holanda

Compártenos en Redes Sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Más sobre la Categoría

Aprovechando el desarrollo de la construcción con hormigón impreso en 3D, en conjunto con herramientas de diseño digital y modelos paramétricos, se espera que a fines de abril esté en Nijmegen una estructura cuya extensión superará los 29 metros, transformándose así en la estructura más grande de su tipo en el planeta.

El desarrollo de la construcción con impresoras 3D continúa avanzando, ya sea en proyectos destinados a vivienda (como pueden revisar AQUÍ) o en oficinas de servicios (revisa el artículo, AQUÍ). No obstante, la aplicación de esta tecnología en elementos de infraestructura vial, por ejemplo, continúa evaluándose con construcciones experimentales, de incidencia mínima en la vida cotidiana.

Uno de los pocos ejemplos de la aplicación de impresión 3D en esta materia, fue un puente peatonal fabricado con hormigón impreso en la ciudad de Shanghái, en China. Para este elemento, cuyo largo es de 26,3 metros, se fabricaron 176 piezas de hormigón, transformándose en el puente peatonal de hormigón impreso en 3D más grande del mundo (puedes revisar más información, AQUÍ).

Sin embargo, ese récord está pronto a romperse con el anuncio hecho por la Dirección General de Obras Públicas y Manejo del Agua de Holanda: la construcción de un puente tanto para uso peatonal como para ciclistas en la ciudad de Nijmegen -cerca de la frontera con Alemania- que tendrá una extensión de, aproximadamente, 29,5 metros.

Desarrollando el puente peatonal impreso más largo del mundo

Para Holanda, la impresión de estructuras de hormigón no es una novedad. Desde el año 2017 que el país europeo viene desarrollando esta tecnología con la fabricación de, justamente, otro puente destinado principalmente a ciclistas. En esa oportunidad, la estructura se levantó la localidad de Gemert y alcanzó los 8 metros de largo.

Para el caso de esta obra, se están utilizando también herramientas de diseño digital y, además, modelos paramétricos del puente para así, optimizar el hormigón a utilizar en la fabricación del elemento.

La obra, si bien está siendo “impresa” en la ciudad de Eindhoven, se instalará en Nijmegen -que, como dato, fue elegida la “Capital Verde de Europa” el año 2018- ya que en esa localidad se encuentran las instalaciones de BAM y Weber Beamix, firmas a cargo de la construcción y de la entrega del material para fabricar el puente, respectivamente.

La importancia del diseño digital en la construcción en 3D

Al incorporar el diseño digital a la fabricación de este elemento, se espera que la construcción del mismo avance de manera más rápida. Esto sería posible ya que, en el caso del puente -o “Bridge Project”, como lo nombraron los holandeses- se suprimiría el uso de encofrados.

Es sabido que, para cualquier estructura convencional de hormigón, el encofrado es un elemento sustancial para dar la forma al material. En este caso, el diseño elaborado para esta obra sería prácticamente imposible sin la libertad que entrega en este campo, la tecnología de impresión en 3D. En ese sentido, el diseño presentado Michiel van der Kley, a cargo del diseño del puente, busca explotar al máximo las posibilidades de la tecnología de impresión en 3D para esta clase de trabajos.

Para cumplir con los requerimientos del diseño estructural, se elaboró también un modelo paramétrico del puente. De esta forma, detalla el proyecto, el diseño inicial alcanzó los requerimientos estructurales planteados por la ingeniería. Para ello, el puente se segmentó en distintas piezas, desarrolladas bajo las especificaciones de la Universidad Técnica de Eindhoven y además, generó una geometría interna optimizada para el elemento.

De esta forma, detallan desde el proyecto, el equipo a cargo pudo determinar tres puntos distintos de trabajo. El primero, son las superficies externas de la estructura, las que se utilizaron para los modelos desarrollados en 3D. Un segundo elemento es el uso de mallas internas y externas, utilizadas para los cálculos de análisis de elementos finitos. Finalmente, un tercer elemento que se consideró fueron las rutas de impresión para las impresoras 3D de hormigón.

Con un puente de prueba ya impreso en la Universidad Técnica de Eindhoven, se espera que la obra definitiva esté instalada en Nijmegen a finales del mes de abril, demostrando la sorprendente velocidad constructiva de esta tecnología.

Para más información sobre este proyecto, puedes revisar los siguientes videos

Noticias Relacionadas

6095a11a3ae5c_1620418892_6095a11a3ae05
Hormigones translúcidos: Un hormigón que brinda un nuevo aire al prefabricado
608c87a2aae80_1619822551_608c87a2aae26
¿Pueden los neumáticos hacer más resistente al hormigón? Sí, transformándolos en grafeno
MIT_Electron_Conductive_Cement_Samples_1 (1)
Investigadores agregan propiedades eléctricas al cemento con nanocarbono negro
idea_sized-Bs0u10e0--16317824351_22827fb1b6_o (1)
Proyecto europeo busca crear un nuevo hormigón para disminuir la emisión de CO2
6070c890e2251_1618004142_6070c890e21f2
Puente peatonal de hormigón impreso en 3D más largo del mundo se instalará en Holanda
605e4136b4d96_1616789876_605e4136b4d43
TailorCrete: Una nueva metodología para industrializar la construcción con hormigón