Absolute Towers: Un hito urbano curvo fabricado con hormigón

Compártenos en Redes Sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Más sobre la Categoría

¿Cómo darle un elemento distintivo y moderno a una ciudad con alto desarrollo inmobiliario? A esa pregunta, el estudio de arquitectura MAD Architects respondió con dos torres de gran altura fabricadas con hormigón cuyas siluetas, curvas, ofrecen un punto de vista único para el desarrollo de este tipo de proyectos urbanos.

Pese a que en la actualidad los proyectos desarrollados por el estudio de arquitectura chino MAD Architects son reconocidos a nivel mundial por sus vanguardistas diseños (por ejemplo, la biblioteca pública de Haikou o el hotel Sheraton Hot Spring en Huzhou), fue una obra en particular la que permitió visibilizar sus radicales apuestas fuera de su país.

En el año 2006, la ciudad de Mississauga, ubicada al oeste de Toronto, experimentó un rápido crecimiento inmobiliario, lo que se tradujo en la aparición de una serie de rascacielos que comenzaron a definir su paisaje.

En aras de brindarle a la ciudad una identidad arquitectónica, MAD Architects presentó una inusual propuesta la que, en su momento, el estudio calificó como “una oportunidad para responder a las necesidades de una ciudad en expansión, crear un punto de referencia habitacional que se esfuerce por algo más que la simple eficiencia y que provea a sus residentes de una conexión emocional con su ciudad”.

De esta manera, se concibió el complejo Absolute Towers, dos torres para uso residencial que, en su minuto, buscaron dar una respuesta a cómo debiese lucir el hogar del futuro y cuál sería la respuesta que la arquitectura debiese dar al respecto.

Mucho más que edificios de gran altura

La idea del estudio fue desarrollar dos torres de gran altura, pero cuyo diseño retara lo que hasta ese minuto era la “regla” en cuanto a construcciones de ese tipo. En ese sentido, explicaron en la descripción del proyecto que una serie de desafíos hacían que “las edificaciones de gran altura necesitan catalizar un alto nivel de complejidad dentro de nuestras ciudades por el beneficio de una civilización armónica”.

De esta forma, el enfoque de este complejo no sólo se concentró en la altura. “Nuestro diseño presenta un balcón continuo que rodea al edificio completo, eliminando las barreras verticales que tradicionalmente se utilizan en la arquitectura de este tipo de edificaciones. Nuestro objetivo fue entregar vistas en 360 grados para cada unidad y que los habitantes de la ciudad estuviesen en contacto con los elementos naturales, generando un renacer en su apreciación de la naturaleza”, agregaron desde MAD Architects.

Sin embargo, lo más llamativo del proyecto fue que el diseño completo de las torres va rotando sobre su eje, brindándole una forma curva que le valió el sobrenombre de “Marilyn Monroe” por parte de los habitantes de Mississauga.

Y es que esta forma más orgánica funcionó como contrapunto al paisaje rígido que se estaba generando en esta ciudad. La fluidez de las formas puso de manifiesto el deseo de reconocer este punto como un eje central del desarrollo urbano. “Aquí -comentaron desde los arquitectos- nos emocionó el desafiar el lugar común de los rascacielos rectangulares”.

El desafío estructural de las Absolute Towers

Con dos torres de 170 y 150 metros de altura, el desafío que presentó el diseño del proyecto significó que, en el aspecto estructural, hubo que realizar una serie de elementos estructurales para conseguir la particular forma del conjunto.

En un primer término, las torres se componen de losas con forma elíptica, las que giran alrededor de un eje central vertical, lo que da la silueta curva características de las Absolute Towers.

En el diseño estructural, la oficina de ingeniería que colaboró con MAD Architects en el proyecto tuvo dos desafíos importantes: que cada piso rotara, lo que significó calcular la carga máxima en cada elemento estructural. Junto con eso, hubo que diseñar un nuevo tipo de quiebre termal para cumplir con la transferencia térmica de los balcones continuos. Así, el punto en que los balcones se unen al muro, se compone de segmentos de medio metro con espacios de 1,2 metros.

“En vez de una lógica modernista simple y funcional, nuestro diseño expresa la complejidad y las múltiples necesidades de la sociedad contemporánea. Este edificio es más que una máquina funcional: responde al significado de encontrarse en la unión de dos calles principales, llevando elegantemente su estatus de hito y actuando como puerta de entrada a la ciudad y más. Es algo hermoso, escultural y humano”, subrayaron desde el estudio de arquitectura.

Noticias Relacionadas

61aa2e6f788e2_1638543036_61aa2e6f7889b
Torres de Katara: Un hito arquitectónico para Qatar
61a0f0aed2a0b_1637937379_61a0f0aed29b2
Colegio Alemán de Madrid: Hormigón blanco para una educación de calidad
6196c192524d7_1637269953_6196c19252463
Centro Comunitario LAND: Un centro cívico flotante de hormigón
618e6cd6bbe97_1636723965_618e6cd6bbe25
“Squall Tower”: Una torre de gran altura que genera su propia electricidad
617bfaf77694f_1635515163_617bfaf776905
Museo Munch: Un nuevo concepto para museos en clave vertical
6172acd7e20dc_1634905397_6172acd7e2098
Revelan diseño una “torre invertida” de gran altura para Nueva York