Hormigón al Día
SmartConcrete

“Walking Assembly”, una metodología que busca cambiar la construcción en hormigón

A fines del primer trimestre de 2019, un estudio de arquitectura experimental presentó una estructura formada por bloques macizos de concreto, de 6,3 metros por 3 metros y casi 6 toneladas de peso, armada completamente a mano. ¿Cómo se logró eso? Gracias a una interesante innovación en el diseño de las piezas, denominada Walking Assembly y de la que te contamos más en este interesante artículo.

A medida que la ciudad crece, las grúas que transportan e izan pesados bloques de hormigón para la construcción de edificios o viviendas, van transformándose en elementos habituales del paisaje urbano. Esto, claro no siempre fue así: en la antigüedad, cuando no existía la tecnología para transportar grandes piezas de concreto, los encargados de elaborar las grandes obras que se conocen hasta nuestros días debían mover estos masivos elementos sólo con la fuerza del ser humano.

¿Cómo lograban trasladar estos pesados bloques? Esa es la pregunta que Matter Design se hizo a la hora de diseñar un proyecto que emulara, precisamente, este método constructivo de las épocas pasadas. Asociados con CEMEX, los investigadores de este estudio de arquitectura experimental ubicado en Boston, Estados Unidos, crearon el sistema “Walking Assembly”, el que mostraron hace unos meses en una charla TED y con el que sacaron de la ecuación constructiva el uso de grandes maquinarias para crear estructuras de hormigón.

¿En qué consiste “Walking Assembly”? Son piezas de hormigón de aproximadamente 1,5metros de alto, cuyo peso varía entre los 420 y 700 kilogramos. Estas unidades de mampostería masiva (Massive Masonry Units – MMU en sus siglas en inglés) fueron diseñadas de hormigón de densidad variable (aquí, el trabajo colaborativo con la cementera fue fundamental) para así, calibrar de manera precisa el centro de masa de cada uno de los elementos, dando como resultado el control completo de la estabilidad de las mismas, asegurando que cada una de estas se acoplen de manera exitosa.

“Es como hacer girar una rueda”, aseguró Brandon Clifford –director y cofundador de Matter Design, además de ser profesor asistente en el prestigioso MIT – a la publicación Fast Company. Esta naturalidad del movimiento de las piezas es posible gracias a la combinación entre el cálculo preciso del centro de masa con la base redondeada de cada elemento. De esta forma, el proceso completo de traslado de las piezas –ya sea para moverlas desde un extremo a otro, girarlas sobre su propio eje o apoyarlas entre sí– se basa casi de manera exclusiva en el centro de gravedad de las unidades y sus distintas densidades.

Asimismo, el diseño de estos innovadores bloques de hormigón permite que puedan acoplarse de forma perfecta gracias a una pieza alargada que se coloca en el centro de cada pieza. Los elementos masivos ensamblados no se mueven de su eje gracias al peso extra que tienen, el que funciona como una suerte de “anclaje” debido a la configuración misma de estas unidades.

Aunque se trata de un diseño experimental, “Walking Assembly” puede tener implicancias reales para el sector de la construcción. Por ejemplo, el estudio de arquitectura destaca que gracias a las características del diseño de las unidades, se posibilita “un método de construcción sin necesidad de grúas y que transforma nuestros sitios de construcción en un parque de juegos”. Se resalta además que en lugares de difícil acceso, este método sería la solución para el transporte de los bloques megalíticos de hormigón.

Además, Brandon Clifford puntualizó que la mayor parte de las obras de infraestructura que son fabricadas en concreto, son demolidas una vez que se acaba la vida útil de la edificación. Con Walking Assembly, dijo, “es posible desarmar una estructura antigua y volverla a montar fácilmente, utilizando sólo la fuerza humana, sin necesidad de maquinaria pesada. Así, nos encontramos ante un método constructivo más barato y más sustentable”.

El director de Matter Design cree que en este nuevo método de ensamblaje de bloques monolíticos de hormigón de más de 450 kilogramos se encuentra el futuro de la industria de la construcción, en la que un objeto masivo es trasladado por una sola persona. Si bien sólo es posible fabricar una estructura de una altura menor, al incorporarse escaleras dentro de los mismos bloques, es posible pensar en un desarrollo que permita diseñar construcciones más altas utilizando el método «Walking Assembly».

¿Quieres ver cómo funcionan estos bloques megalíticos de hormigón? Ve el video

Related posts

¿Hormigón hecho en Marte? Con tecnología 3D y robótica, ¡es posible!

Felipe kraljevich

Inauguran puente peatonal de hormigón impreso en 3D en China

Felipe kraljevich

«fabricForms», la metodología que busca llevar al hormigón hacia el futuro

Felipe kraljevich

Deja un comentario