Hormigón al Día
SmartConcrete

Hormigón luminiscente

El hormigón es un material versátil que permite innovar en distintos aspectos. Si bien su uso más utilizado es en la construcción de obras gruesas, también es posible desarrollar estructuras flexibles y ligeras sin perder su firmeza y durabilidad. Hoy, además, existe innovación en el ámbito estético, abriendo nuevas alternativas y generando espacios más seguros, llamativos y, por qué no, más sofisticados, creativos y elegantes. El hormigón se caracteriza por su color gris y, al ser neutro, permite ser utilizado en interiores, exteriores y también en ornamentos y en diversas aplicaciones. Una de las últimas innovaciones disponibles en el mercado, es el hormigón luminiscente, capaz de generar brillo sin necesidad de estar conectado a una fuente de energía.

La compañía canadiense Ambient Glow Technology (AGT) es una de las desarrolladoras detrás de la tecnología de los áridos luminosos, que pueden encontrarse en distintos tamaños y colores. ¿Cómo funcionan? Absorben y almacenan la luz natural y artificial, permitiendo que, una vez que la fuente de luz ya no esté presente, los pigmentos liberen la energía almacenada, “brillando” por 12 horas o más. Solo basta con unos 20 minutos de exposición para que la piedra sea capaz de aborber la luz.

Desde hace ocho años, AGT comercializa la piedra luminiscente (Commercial Grade glow stone) que se agrega al hormigón (también se pueden incorporar a superficies epóxicas y de resina) y cuyo beneficio es que no se expande bajo ningún tipo de condición climática, ya sea calor o frío; ni altera la composición del cemento porque no se mezcla con el material, sino que se incorpora a la capa superficial, asegurando su contacto con las fuentes de luz.

El fundador de AGT, Peter Tomé, mezcló material foto-luminiscente con resina sintética para producir un agregado que puede ser tanto fino como grueso y que tiene una vida luminiscente de alrededor de 15 años. Bajo la luz del día la piedra apenas tiene un tono amarillo pálido o blanquecino que, mezclado con el hormigón, hace que sea poco visible. Sin embargo, en la noche, aparecen las tonalidades verdes, aguamarina o azul.

Uso versátil

Actualmente se pueden utilizar en exterior, en paseos peatonales, ciclovías, escaleras, piscinas, spas, áreas recreativas al aire libre, entre otros lugares. En interiores, normalmente se usan en pisos, muros, revestimientos para mesas de cocinas, bares y muebles de baño.

Sin embargo, una de las aplicaciones más interesantes tiene relación con la seguridad y la posibilidad de iluminar estructuras sin necesidad de energía eléctrica. Para Carmen Andrade, investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas del Instituto de Ciencias de la Construcción de Madrid, “es una aplicación interesante de desarrollar en países y áreas con poco acceso a la electricidad y en comunidades con baja calidad de vida”, señaló sobre el “hormigón luminoso” en la revista Scientific American.

Asimismo, es posible imaginarla en carreteras o caminos en áreas remotas, ayudando a iluminar sectores sin alumbrado público o energía eléctrica.

Nueva investigación

Más al sur de Canadá, en México, un equipo de la Universidad de Michoacán está investigando hace una década las posibilidades de la piedra luminiscente, llevando la búsqueda un paso más allá: su objetivo es generar un cemento luminiscente, lo que implica cambiar con aditivos la estructura microscópica del material. El desafío de los investigadores mexicanos es conocer a cabalidad el comportamiento del material y explorar aplicaciones de mayor escala como la construcción de túneles o de infraestructura de faenas mineras. En ambos casos, la luminiscencia del material permitirían mejorar eventualmente los estándares de seguridad de las construcciones al hacerlas más visibles sin necesidad de contar con energía eléctrica.

Pavimentos brillantes

Un concepto similar es el que desarrolló uno de los ganadores del Concurso Internacional que el Grupo Velux realizó con Estudiantes de Arquitectura. Uno de los proyectos ganadores fue ‘Road to Light’, de los estudiantes de la Universidad de Tianjin, China Yuhan Luo, Di Lan, Yuan Liu y Yusong Liu.
El ganador mundial en la categoría ‘Investigaciones sobre Luz Natural’ aborda un problema real que se deriva de una necesidad muy básica de tener un paso seguro entre comunidades. Con la falta de infraestructura vial y eléctrica en la topografía montañosa de la China rural, llegar al colegio puede ser una tarea peligrosa para los niños, especialmente cuando regresan a casa en la oscuridad. Es por ello, que idearon esta solución.

En términos generales, el proyecto sugiere la introducción de una pequeña cantidad de fluorita de bajo costo en el pavimento de los caminos rurales de la zona. Los colores brillantes de las piedras darán luz durante varias horas durante la noche tras haber sido irradiadas por la luz natural durante el día. Casi todas las provincias de China tienen grandes minas de fluorita y el procesamiento de la piedra bruta en material de pavimento hace que sea económicamente viable para las zonas rurales pobres.

Ya sea añadiendo las piedras a la superficie o modificando los compuestos, la búsqueda por materiales luminiscentes que, por una parte, mejoren ciertos aspectos de la vida de las personas impactando en la seguridad; o únicamente como un material decorativo, está vigente y en marcha, demostrando que el hormigón también puede convertirse en la respuesta a problemas y desafíos modernos.

Related posts

Impresión 3D en hormigón

Jp Malebran

Tecnologías del hormigón – MIT. Concrete Sustainability Hub

Jp Malebran

«fabricForms», la metodología que busca llevar al hormigón hacia el futuro

Felipe kraljevich

Deja un comentario