Hormigón al Día
Obra Destacada

Centro Cívico de Lo Barnechea

Emplazado en el cruce de las avenidas más relevantes de Lo Barnechea, en un lugar abierto hacia la imponente geografía del lugar, se eleva el nuevo edificio Centro Cívico de Lo Barnechea, también llamado edificio Consistorial, que alberga las dependencias de la ilustre municipalidad de Lo Barnechea, el juzgado de policía local y el Servicio de Impuestos Internos (SII).

Con un total de 19.683 metros cuadrados construidos y tres núcleos de circulaciones verticales, el edificio municipal cuenta con 13 pisos construidos de los cuales 3 son subterráneos para estacionamientos, 1 piso es el zócalo, otro piso es la terraza y 8 pisos funcionan como oficinas.

Gonzalo Mardones, arquitecto y Nelson Herrera, Subgerente de Operaciones de Constructora Proyekta, cuentan cómo se levantó el proyecto desde el diseño hasta la edificación hecha completamente en hormigón.

Arquitectura

El edificio Centro Cívico de Lo Barnechea se presenta como un espacio abierto al ciudadano, de uso flexible y al servicio del entorno geográfico. “El diseño de un edificio municipal tiene su origen desde la esfera de lo público. Es un lugar en el cual se manifiesta la inclusión, la participación, la identidad, la relación social y el sentido de pertenencia”, indica Gonzalo Mardones, arquitecto del proyecto.
“La idea de un espacio abierto se refleja en que el edificio no tiene un delante ni un atrás, está abierto en todas sus direcciones, intentando mostrar la vida al interior de este y al mismo tiempo permitiendo abarcar el entorno desde su interior”, agrega.

Para esto, se plantea una plaza exterior a nivel del espacio público que es capaz de permear todo el edificio. “Este espacio es el corazón del edificio, una espacialidad vacía con dobles y triples alturas, con terrazas exteriores que permiten la circulación del público y la necesaria vinculación con el entorno natural de la comuna”, explica Mardones.

Construcción

La característica principal del edificio es que se ha ejecutado bajo un alto requerimiento de hormigón arquitectónico, en donde el hormigón estructural es también la cara de terminación del mismo. “Se utilizaron técnicas de moldajes especiales, en la que, además de contar con equipos de primera línea, se debe utilizar una placa de sacrificio para poder dar los módulos solicitados por los arquitectos”, comenta Nelson Herrera, subgerente de Operaciones de Proyekta.

En el hormigón se utilizó una mezcla de cemento y dióxido de titanio que, al entrar en contacto con la luz, captura los distintos compuestos de óxidos de nitrógeno del aire y los transforma en un tipo de sal que queda aislada en la superficie. Cuando llueve, esta sal se disuelve, permite blanquear los hormigones vistos y eliminar la mayor parte de los gases contaminantes de la ciudad.

“El diseño establecido por los arquitectos nos lleva a la construcción de este tipo de hormigones, para obedecer a un look preestablecido para todo el edificio”, acota el subgerente de Proyecta.

El edificio se separa en dos volúmenes a partir del cuarto nivel, con la intención de generar una plaza pública en altura, además de dividir las funciones propias de los distintos departamentos municipales en el zócalo y los niveles bajos.

“Así, como es importante en este edificio el uso del subsuelo, lo son el uso de las cubiertas, creando terrazas de expansión en el cuarto piso y en el nivel superior”, dice el arquitecto.

Hormigón pigmentado

“Usar hormigones blancos era la mejor opción para darle un carácter sólido y austero”, señala Gonzalo Mardones. “En este insistente esfuerzo por el uso de un solo material, los espacios adquieren una sensación de paz, dignidad y nobleza. El uso de un tono produce también una arquitectura más silenciosa y más simple que intenta contrastar con el caos visual propio de nuestras ciudades”, agrega.
Por su parte, el Subgerente de Proyecta indica que la principal ventaja es que este hormigón requiere muy poca mantención en el tiempo: “Es una técnica compleja y de alto costo, pero la propia fachada del edificio permite limpiar el aire y al mismo tiempo se protege de la suciedad, lo que requiere de muy poca mantención”, señala.

En términos de iluminación, Mardones señala que la luz atraviesa los primeros niveles del edificio diagonalmente, permitiendo que los pisos subterráneos se iluminen en el área de exposición de esculturas y de arte de distintos artistas que la municipalidad va exponiendo. “La iluminación artificial fue pensada para alcanzar la mayor eficiencia posible, con un sistema inteligente y ecológico de domótica, luminaria LED, fachadas ventiladas y un sistema de climatización centralizado. Todo a cargo de la especialista en luz, Paulina Sir”, concluye Herrera.

Related posts

Parque Eólico San Gabriel

Felipe kraljevich

Universidad Autónoma Sede Talca – Estructura prefabricada con aislación sísmica

Jp Malebran

El hormigón fue parte de la gran fiesta deportiva de Estados Unidos

Felipe kraljevich

Deja un comentario