Tadao Ando: Arquitectura y hormigón inmersos en el espacio

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

“La arquitectura es un ser. Y es importante dónde va a vivir esa arquitectura”, dijo en algún momento el arquitecto japonés, cuyas obras fabricadas con hormigón a la vista logran fundirse en el ambiente que las rodean. En este artículo, presentamos algunas de sus proyectos más destacados.

Aunque formalmente no se educó en las aulas de escuelas tradicionales (de hecho, era un boxeador amateur), el sentido arquitectónico de Tadao Ando (Osaka, 1941) y su idea de lo que debía ser la arquitectura como fin se nutrió de su vasta experiencia al observar distintas obras alrededor del mundo y entender cómo estas se integraron a su entorno de forma natural, no quebrando el espacio en el que estas se posaron.

Ganador del Premio Pritzker el año 1995, la obra del arquitecto japonés es reconocida por su estrecha relación con la cultura y tradición de su país pero, al mismo tiempo, influenciada por figuras como Le Corbusier o Lloyd Wright, entre otros, lo que brinda a sus obras un carácter moderno –en la línea con la tradición occidental, particularmente, con la francesa y estadounidense– mezclado con elementos característicos de la arquitectura tradicional nipona.

Por lo mismo, Tadao Ando fue una figura central del denominado “regionalismo crítico”, corriente que critica el uso indiscriminado de elementos de la arquitectura moderna en las distintas culturas del mundo. Asimismo, el arquitecto también fue crítico con el materialismo consumista y por lo mismo, en sus obras son más bien austeras, pese al uso de geometrías de carácter moderno, influenciadas por la arquitectura occidental.

Por lo mismo, el hormigón es un material esencial en el desarrollo arquitectónico de Tadao Ando. Definitivamente, su raíz moderna aparece con las distintas aplicaciones que le da al material en su trabajo y cómo el arquitecto, a través del hormigón, genera una relación entre la espacialidad definida por la arquitectura moderna de Le Corbusier con la luz natural. Ahí, se encuentra la raíz más profunda de la obra del nipón, de quien revisamos algunos de sus proyectos más destacados.

1.- 21_21 Design Sight (2007)

Se trata del Museo del Diseño ubicado en Roppongi, en el distrito de Minato (Tokio). La obra, inaugurada en 2007, fue creada por Tadao Ando en colaboración con el diseñador de moda Issey Myake. La idea que sustenta a este proyecto es que no sólo sea un museo en el sentido tradicional, vale decir, que exhiba trabajos relacionados con las colecciones que albergue, sino que además, se transforme en un centro en el que se observe cómo los elementos del diseño hacen nuestras vidas mejores. Aunque la mayor parte del edificio está ubicada en el subsuelo, unos largos paneles de cristal permiten el ingreso de luz natural a este búnker subterráneo de hormigón.

2.- Museo de arte de la Prefectura de Hyogo (2002)

Se trata de una de las obras del arquitecto nipón en las que es posible apreciar cómo el hormigón juega un rol principal en el desarrollo. Su escalera principal, elaborada con hormigón curvo y a la vista, es en sí una obra de arte más inmersa dentro de las colecciones que tiene este recinto para ser admiradas por los visitantes.

3.- La Iglesia de la Luz (1989)

Ubicada en Osaka, la Iglesia de la Luz es una de las obras más reconocidas de Tadao Ando. Se trata de un edificio sobrio fabricado con hormigón a la vista, iluminado por la luz natural que ingresa a través de la cruz que se forma en uno de sus muros, característica que le da su nombre.

4.- El Óvalo de la Casa Benesse (1995)

Se trata de una de las obras más características del arquitecto nipón. Se encuentra ubicada en la isla de Naoshima –uno de los destinos preferidos de Ando para dar vida a sus proyectos– y esta pieza es un claro ejemplo del ideario arquitectónico de Tadao Ando, en el que elementos geométricos y materiales modernos (el óvalo) se funden con el ambiente que los rodean, creando una espacio único en el que arquitectura, arte y ambiente coexisten como uno solo.

5.- Casa 4×4 (2003)

Ubicada en la ciudad de Kobe, este edificio destaca por su simpleza. Para su creación Ando preparó volúmenes de hormigón a la vista dispuestos en cubos, los que forman una suerte de “faros” ubicados en la costa de Hyogo. Un dato curioso de este proyecto es que en un principio, se trató de una sola vivienda y cuando se completó ésta, otro cliente solicitó construir una similar a la finalizada, en el terreno colindante. De esta forma, Ando pudo finalizar su proyecto de dos casas distintas, elaboradas como si fuesen de un solo material.

6.- Culturarium de Osaka (ex Museo Suntory – 1994)

Otra de las obras más conocidas de Tadao Ando es el Culturarium (antiguamente, Museo Suntory), ubicado en la ciudad de Osaka. Nuevamente, el arquitecto logra que este gran centro dedicado a la cultura (cerca de 4 mil metros cuadrados), dividido en diversos espacios, integre a la bahía de Osaka –incluyendo al mar– con el quehacer urbano. Para su construcción, se utilizó hormigón armado, acero y cristal.

7.- Museo de Arte Chichu (2004)

Ubicado en la isla de Naoshima, una de las grandes características de este proyecto es que se ubica en el subsuelo, como una forma de eliminar el impacto de las construcciones del hombre sobre la naturaleza de la isla. Se trata de un complejo de estética minimalista que recurre a unos vacíos para inundar el espacio con luz natural.

8.- El Templo del Agua (1991)

Esta otra obra en la que Tadao Ando logró plasmar su ideario arquitectónico. En este caso, materialmente se aleja de la tradición budista (templos construidos en bambú) y utiliza al hormigón –en este caso, las escaleras que separan en dos partes la pisicina y que son flaqueadas por muros– para conectar la parte antigua de la edificación con esta sección moderna, que lleva al lugar más importante del edificio. También, y en otra constante con su obra, el dejar espacio entre las estructuras de hormigón dispuestas para que ingrese luz natural, es otro de los grandes logros que presenta este templo.

9.- La Capilla del Agua (1988)

Ubicada en la localidad de Hokkaido, con los años la Capilla del Agua se transformó en uno de los templos religiosos más importantes de Japón. El edificio se compone de dos cubos superpuestos: el más grande funciona como la capilla y sirve de acceso al cubo menor, que es la entrada a una escalera en espiral que une ambas formas. La relación de este templo con la naturaleza es otra prueba más del ideario arquitectónico del jaoponés.

10.- Museo Histórico Sayamaike (2001)

Una serie de excavaciones arqueológicas en el lago Sayamaike, ubicado en la prefectura de Osaka, encontraron los restos de un dique utilizado entre los siglos XII y XIV. A Tadao Ando se le encomendó el diseño de un museo que pudiese albergar y mostrar, además de las reliquias halladas, las antiguas técnicas de ingeniería japonesa. Como se encuentra ubicado en lo que era un lago artificial, el agua es el protagonista de la obra, la que aparece desde los muros de hormigón, creando pasillos de cataratas artificiales.

Revisa el video para ver el trailer de «From Emptiness to Infinity», documental sobre Tadao Ando

Planta de café en Georgia: Una interesante forma de hormigón monolítico
Estaciones del Metro de Doha: Arquitectura paramétrica para la ciudad
Museo Ordrupgaard: Actualizando el espacio con hormigón negro
El edificio prefabricado más alto del mundo estará en Singapur
Biblioteca de Haikou: Hormigón blanco, monolítico y curvo
Una casa de hormigón que mira al borde del acantilado
Felipe kraljevich

Felipe kraljevich

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *