Un edificio de 85 años “camina” 63 metros hacia su nueva ubicación en China

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El espacio que fuera ocupado por la Escuela Primaria Lagena -un edificio de hormigón de 5 pisos y 7.600 toneladas de peso- ahora daría espacio a un moderno complejo comercial y de oficinas. Para salvar la estructura y darle un nuevo uso, las autoridades de Shanghai autorizaron colocarle “piernas robóticas” a la antigua mole para que “caminara” a su nuevo sitio. En este artículo, te contamos más de este innovador proceso.

¿Cómo conservar el patrimonio arquitectónico en los grandes centros urbanos? Es una pregunta compleja y si bien existen regulaciones, la demolición de antiguos edificios para dar paso a modernas torres de hacer y cristal parece ser la solución obvia en este sentido.

China es un buen caso para analizar. Debido a su crecimiento y a la rápida modernización de su sociedad en los últimos años, en particular en ciudades como Beijing, Nanjing o Shanghai, decenas de edificaciones patrimoniales se derribaron para dar paso a rascacielos y grandes torres de oficinas.

Sólo en Beijing, según datos aportados por el China Daily News (medio estatal), más de 400 mil hectáreas de sus históricos callejones y tradicionales patios fueron destruidos entre los años 1990 y 2010, pese a que en los primeros años de la década del 2000, la capital de China y Nanjing aumentaron las exigencias para las inmobiliarias respecto a la conservación de edificios históricos.

En Shanghai, sin embargo, ingenieros llevaron esto un paso más allá, al trasladar el edificio de la Escuela Primaria Lagena. Lo llamativo es que para el traslado de la estructura no se utilizaron ni rieles deslizantes ni grandes plataformas. En esta ocasión, unas “patas mecánicas” se instalaron en la base de esta mole de hormigón, para que “caminara” hacia su nueva ubicación.

Conservando el patrimonio histórico de Shanghai

El edificio de la Escuela Primaria Lagena se ubica en el distrito de Hangpu, en la ciudad de Shanghai. La estructura se construyó el año 1935 por la antigua concesión francesa del municipio de la ciudad, posee 5 pesos y pesa 7.600 toneladas, de acuerdo a la nota de prensa que compartieron las autoridades distritales.

En ese mismo comunicado, la autoridad local explicó que el edificio debía trasladarse para hacer el espacio para un nuevo complejo comercial y de oficinas, cuyas obras finalizarán el año 2023.

Foto: Vista aérea del edificio de la Escuela Primaria Lagena

Lan Wuji, supervisor técnico cargo del proyecto, comentó a CNN que respecto a la conservación de este histórico complejo, “la recolocación no es la primera opción, pero sin dudas, es mejor a la demolición”. Agregó que para ejecutar una obra de este tipo, deben ceñirse a estrictas regulaciones, aunque aseguró que la recolocación es una “opción viable. El gobierno central está colocando mucho énfasis en la protección de edificios históricos y estoy contento de ver cómo ha progresado eso en los últimos años”.

Ingeniería para un edificio con “piernas”

Para mover este edificio completo de hormigón, más allá de utilizar una plataforma o rieles deslizantes, el proyecto decantó por instalar 198 soportes móviles o piernas robóticas en su base, las que se separaron en dos grupos que se levantan y bajan de manera alternada, imitando el movimiento de una persona cuando camina. A esta nueva tecnología, se le denominó “walking machine”.

El supervisor a cargo del proyecto explicó que se colocaron unos sensores para ayudar a controlar la manera en que el edificio se movía hacia adelante. “Es como darle al edificio unas piernas y que éste pueda levantarse y caminar”, comentó Lan. Además, añadió que Shangai Evolution Shift, firma a cargo de ejecutar este particular traslado, creó este innovador desarrollo.

Para instalar las “piernas” del edificio, Lan explicó que primero, los trabajadores tuvieron que excavar alrededor de la Escuela y colocar la maquinaria en los espacios bajo la estructura. Una vez que los pilares de la edificación se truncaron, las “extremidades robóticas” se extendieron hacia arriba, levantando la estructura en su totalidad antes de moverla.

“Mover esta estructura representó un desafío”, dijo el supervisor a cargo del proyecto. Esto, debido a su peso -7.600 toneladas- y a que el edificio tiene forma irregular (como la letra T del abecedario) cuando otras edificaciones trasladadas de manera similar, según la agencia de noticias china Xinhua, poseen formas rectangulares o cuadradas.

“Por este motivo -agregó Lan- no podían utilizarse rieles o plataformas deslizantes para mover a la Escuela Primaria Lagena. Además, el edificio completo debía rotar y seguir un camino curvo para su recolocación en vez de moverse en línea recta. Por ello, se utilizó este nuevo método de traslado.

De esta manera, durante 18 días, la Escuela Primaria rotó unos 21 grados y “caminó” 62 metros hacia su nueva locación. El proceso se completó hace unas semanas y el edificio se convertirá en un centro cultural y educacional para la protección del patrimonio local.

“Durante mis 23 años trabajando en esta área, nunca había visto a otra compañía que pudiese mover estructuras en una curva”, comentó Lan en entrevista con CNN. De la misma forma, agregó que el costo de utilizar esta tecnología dependerá de cada caso. “Lo que se hizo ahora puede utilizarse como referencia -explicó- pero en general, es más eficiente que demoler y luego reconstruir en otro sitio”.

Revisa en el video cómo «caminó» el edificio de 7.600 toneladas

EDCC: Un hormigón eco-amigable y sismorresistente
Desarrollan nueva tecnología para conectar elementos prefabricados en Estados Unidos
Desarrollan metodología constructiva para aumentar la vida de elementos deteriorados de hormigón
Utilizan robots para construir una represa en Japón
Investigadores desarrollan un hormigón “autolimpiante” y liviano
Encofrados “solubles”: Nuevos moldajes para construcciones más eficientes
Felipe kraljevich

Felipe kraljevich

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *