Utilizar prefabricados de hormigón: Una mirada integral

Compártenos en Redes Sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Más sobre la Categoría

Si hablamos de industrialización en el sector, la prefabricación de elementos de hormigón es la respuesta. La experiencia internacional así lo menciona pero en Chile, esta metodología aún no está lo suficientemente integrada, en especial en proyectos de edificación. Para ello, una evaluación integral de cada iniciativa inmobiliaria permitirá determinar la conveniencia sobre adoptar en forma parcial o total el método constructivo con prefabricados de hormigón.

El uso de soluciones constructivas con prefabricados de hormigón es, a visión de gran parte de los expertos y de la evidencia internacional, un punto fundamental a la hora de hablar de mejoras en la productividad. Esto, porque este método constructivo trae consigo el industrializar partidas que se fabrican en un lugar diferente de la posición final establecida por proyecto, por eso el concepto de prefabricar, lo que se traduce en mejorar aspectos como control de calidad y trazabilidad del proceso de fabricación de las piezas y una planificación en sintonía con el avance de obras preliminares de la obra.

Sin embargo, el paso a los prefabricados –al menos, en ese aspecto– se ha dado de manera relativamente más lenta en comparación a, por ejemplo, la fabricación in situ de elementos o la utilización de moldajes monolíticos, en especial en edificaciones o proyectos habitacionales en altura ¿Por qué sucede esto? Principalmente, porque existe un desconocimiento con relación a las ventajas técnicas y económicas del prefabricado de hormigón respecto a las otras metodologías que existen en la actualidad.

“Generalmente, la primera pregunta que realizan quienes buscan trabajar con prefabricados de hormigón es de carácter técnico”, cuenta Rodrigo Sciaraffia, Director Regional de Discovery Precast, que, en la actualidad, lidera una de las consultoras líderes en materia de industrialización y en específico de prefabricados de hormigón con presencia en Chile y Latam.

En ese sentido, el experto puntualiza que, a la hora de decantarse por esta metodología constructiva en proyectos de edificación, quienes lo van a realizar deben considerar distintos aspectos, incluyendo la factibilidad técnica a la hora de decidir, desde la génesis de un proyecto de edificación, trabajar con prefabricados.

“Hay que considerar –explica Sciaraffia– que los prefabricados de hormigón no son sólo una solución constructiva. También, constituyen un sistema de industrialización que exige pensar, a nivel financiero, los impactos a construir en menor plazo tomando como base que en edificación el impacto de ingresos por servicios arriendo, cobros de uso y venta, inciden de manera importante en la evaluación de factibilidad a la hora de la toma de decisión de qué y cómo construir”.

Abordando un proyecto con prefabricados

Determinar el uso de prefabricados para un proyecto, entonces, conlleva una serie de análisis en los que se integra el factor económico con el elemento técnico para así, juzgar de mejor manera la utilización de esta metodología. “El estudio y evaluación de un proyecto tiene varios puntos que deben ser considerados a nivel técnico, económico y financiero”.

A juicio del consultor, desde el nacimiento del proyecto, es cuando en el diseño se debe tomar la decisión de incluir prefabricados de hormigón ya sea en una parte de la obra o en su totalidad ya que se planifica, programa, construye y se financia un proyecto buscando lograr sintonía en todos los aspectos para obtener la mayor eficiencia en los procesos.

“En este sentido –comenta Sciaraffia– la promoción de la AIE, que es la arquitectura industrializada con eficiencia energética, busca justamente agrupar las iniciativas hasta hoy asiladas en un solo marco de análisis para lograr el diseño óptimo a nivel estructural, constructivo y además del confort de uso, con la mejor relación costo-beneficio”.

Esta integración de especialidades se va a transformar en pieza clave a la hora de iniciar un proyecto con prefabricados de hormigón, siendo posible analizar, junto con las factibilidades de diseño del proyecto, requerimientos de tiempo, costo, durabilidad y costo de funcionamiento, mantención y el impacto del uso en los usuarios, entre otros elementos que son posibles determinar en este estadio.

Prefabricados en obra: qué hacer

Una vez considerados todos los factores técnicos, económicos y financieros para iniciar una obra de edificación con prefabricados en hormigón, existen áreas en las que se debe tener especial atención, considerando que las piezas que conformarán la futura obra vendrán desde otra locación y que no se realizarán in situ.

En este aspecto, la planificación de construcción y montaje, ya sea considerando el lugar de acopio en obra o descargando y montando directo desde el camión a la posición final, tiene una especial relevancia, en el sentido de la adecuada planificación de obra con la empresa de prefabricados y las restantes especialidades. En esta fase, la empresa consultora de prefabricados de hormigón juega un papel importante ya que se desarrolla la figura de Asesor y Gestor del proyecto para promover la eficiencia en todas las etapas del mismo.

-En términos de competencias, ¿debe existir una certificación en el caso de quienes instalen los prefabricados en una edificación, para asegurar la calidad de la obra?
De todas maneras y en varios frentes. En primer lugar, promover la capacitación técnica a inspectores de obra, ya que poseen mucha experiencia en construcción tradicional pero se requiere reforzar competencias en procesos industrializados de construcción para el adecuado control del avance del proyecto con prefabricados. Del mismo modo, mantener continua capacitación y análisis de casos al personal y cuadrilla de la empresa de prefabricados como también a operadores y rigger de empresas de grúas.

“No todos Los inspectores tienen la experiencia y competencias para evaluar y controlar el avance de construcción en proyectos con prefabricados y esto se debe, principalmente, a la falta de capacitación disponible en el mercado”, asevera el experto y detalla que “Discovery Precast, por ejemplo, es la primera empresa en Chile que ofrece el servicio de inspección de obras con uso de prefabricados de hormigón, con un equipo de profesionales multidisciplinario especializado en obras con prefabricados”.

En este aspecto, una de las pocas experiencias en la materia es el curso de capacitación en esta materia que se realiza en el Instituto del Cemento y del Hormigón de Chile (ICH) y que dicta el profesional, actual director regional de Discovery Precast. Se trata de la primera experiencia en Chile “en que se brinda a profesionales del sector una visión y estado del arte completo del uso de prefabricados en el país y se ha complementado con una estructura para el estudio y evaluación de proyectos en que se evidencia la importancia del análisis integral de varios aspectos técnicos, económicos y financieros”.

Precisamente, el experto destaca que es este tipo de estudio, más allá de un recetario, lo que está permitiendo es “la introducción del uso de prefabricados de hormigón porque se ha demostrado que existen las herramientas para evaluar proyectos, identificándose la brecha en cómo identificar un análisis de sensibilidad del impacto que tiene la certeza de plazo y costo con prefabricados de hormigón a diferencia del método constructivo tradicional, del cual se tiene amplia data sobre retrasos en el término de obra, aumento de costo por reparaciones, incertezas que al incorporarlas en los nuevos estudios tradicionales, evidencian que los proyectos tienen un alto grado de Factor de Riesgo, a diferencia con los prefabricados de hormigón, cuyo factor es mucho más controlado y principalmente, gestionado”.

“Hemos establecido un camino de análisis de varios puntos, en el que para estudiar una estructura lo hacemos desde la segmentación o también llamada modularización de una estructura, siguiendo con la planificación compatible en función de cantidad de piezas, pesos y tiempo de logística y montaje”, asevera Rodrigo Sciaraffia y agrega que dentro de ese análisis integral de los factores involucrados en un proyecto con prefabricados de hormigón, también se considera “la evaluación de la eficiencia energética tanto para el confort de los usuarios como el costo de uso y mantención de estos”.

En definitiva, a la hora de integrar la metodología de construcción con prefabricados de hormigón a un proyecto, deben considerarse varios aspectos como el técnico, económico y financiero e incluso, analizar elementos que están más allá del método constructivo en sí. De esta forma, se obtiene una mirada integral respecto a los beneficios de industrializar un proyecto de edificación y, en este caso, mejorar la productividad de éste y la calidad de uso del usuario.

El próximo 6 de agosto, se llevará a cabo la segunda edición del curso “Gestión de Proyectos de Edificación con Prefabricados de Hormigón, dictado por el ingeniero civil y Director Regional de Discovery Precast, Rodrigo Sciaraffia. Para más información e inscripciones para este curso, revisen AQUÍ

Noticias Relacionadas

6070c890e2251_1618004142_6070c890e21f2
Puente peatonal de hormigón impreso en 3D más largo del mundo se instalará en Holanda
605e4136b4d96_1616789876_605e4136b4d43
TailorCrete: Una nueva metodología para industrializar la construcción con hormigón
60550650267af_1616184968_6055065026764
Construyen viviendas con hormigón diseñado para resistir eventos climáticos extremos
604cbf85e9d5a_1615642553_604cbf85e9d06
ECOncrete: Un hormigón diseñado para el ambiente oceánico
6042750c5d16b_1614968158_6042750c5d120
Investigadores crean una nueva “receta” para un hormigón más sustentable
6026da3f043f9_1613159058_6026da3f043a0
Investigación se inspira en langostas para mejorar la resistencia del hormigón impreso en 3D