Agora Garden: Una torre de hormigón inspirada en el ADN

Compártenos en Redes Sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Más sobre la Categoría

Pronta a completarse, esta torre de 22 pisos destinada a uso habitacional, que busca ser el paradigma en lo que se refiere a construcción verde, tiene un núcleo tubular de hormigón armado que soporta las dos hélices que componen su particular forma.

El año 2010, la ciudad de Taipei realizó un concurso internacional para el desarrollo de un ambicioso proyecto en el distrito de Xinyin, una de las zonas más lujosas de esta urbe: una torre residencial de gran altura y que, además, fuese sustentable.

Bajo esta premisa, el estudio de arquitectura francés Vincent Callebaut Architects presentó una propuesta enmarcada en lo que, para ese concurso, denominó “arquitectura carbono-absorbente”, un “concepto pionero de eco-construcción residencial sostenible que busca limitar la huella ecológica de sus habitantes, investigando la simbiosis correcta entre el ser humano y la naturaleza”, explicaron desde el estudio.

De esta forma, al estar en un espacio reducido dentro de uno de los distritos más exclusivos de Taipei, “el concepto es construir un fragmento verdadero de un paisaje vertical con bajo consumo energético. De esta forma, el edificio es eco-diseñado. Integra no solo el reciclaje de los residuos orgánicos y la reutilización de agua, sino que, además, se alimenta de energías renovables”.

Este proyecto, que comenzó a construirse en 2013, es la torre Tao Zhu Yin Yuan, también conocida como Agora Garden. Y si bien se proyectó su finalización para 2018, se espera que a fines de 2021, comienzos de 2022, esta particular torre esté construida completamente.

Inspirándose en el ADN para una torre habitacional verde

Uno de los aspectos más llamativos del diseño de la torre Tao Zhu Yin Yuan es que su forma se inspira en las moléculas de ADN. “En ese sentido -explican desde Vincent Callebaut Architects- el proyecto se alzará con dos torres helicoidales, uniéndose alrededor de un núcleo central. Esta sección arquitectónica ofrece un núcleo híper compacto y una máxima flexibilidad de los pisos (con la posibilidad de unificar dos unidades de departamentos en uno sin pasarela)”.

Esta particular forma de la torre permite que se puedan colocar dos unidades habitacionales por nivel. Asimismo, desde su base a la punta de la torre, los 20 niveles habitables del edificio en doble hélice se estiran y giran en sí mismos en 90 grados. Con esto, se integran perfectamente los volúmenes de construcción norte/sur, ya que la morfología del proyecto cambia de acuerdo a su orientación. Además, las elevaciones este/oeste dibujan una pirámide romboide mientras que la norte/sur representa una pirámide reversa.

Otro de los objetivos que cumple esta particular forma es que genera un máximo de cascadas de jardines aéreos suspendidos, los que no forman parte del área del piso. Además, el área del balcón que es verde, supera con creces el límite del 10% requerido. También, producto de su morfología, cada habitante tendrá vistas panorámicas excepcionales de Taipei.

Finalmente, al estar generado por un proceso de estandarización flexible, dijeron desde el estudio, una geometría progresiva con voladizos entrega “intimidad y confidencialidad a cada departamento, evitando ejes de visión indiscretos”.

“Cada piso rota en 4,5 grados en la dirección de las manillas del reloj a medida que se asciende en la torre, alcanzando un total de 90 grados. Se trata una morfología multi-facial que abarca todo a través de curvas convexas y cóncavas”, subrayó el estudio en la propuesta de la torre.

Hormigón para asegurar la integridad de la torre

Para asegurar estructuralmente esta torre helicoidal verde, los elementos verticales del edificio -muros y columnas) transfieren las cargas verticales hacia los cuatro ejes principales, a través de vigas concéntricas. Estas, a su vez, se encuentran conectadas a la viga de borde, que sirve como el lugar para plantar las áreas verdes.

La superposición parcial de los muros y columnas disminuye los momentos zigzagueantes sobre las vigas, mejorando la transferencia de cargas verticales y permitiendo la transferencia de cargas horizontales.

Finalmente, la estabilidad lateral global de la torre se produce gracias a un interior de muros curvos y el núcleo de hormigón armado, el que muestra una sección suficiente para sostenerse bajo importantes cargas producidas por tifones y actividad sísmica.

Revisa más detalles sobre el diseño de la torre Agora Garden, en el siguiente video

Noticias Relacionadas

6169931502d28_1634308968_6169931502cc6
Centro Cultural y de Salud de Shanghai: Arquitectura en hormigón para tiempos de Covid
615f48da475ed_1633634572_615f48da475a7
Museo Amos Rex: Un nuevo espacio urbano de hormigón que nace del subsuelo
6157056d3b593_1633092987_6157056d3b54b
V&A Dundee: Hormigón prefabricado para reflejar al paisaje escocés
614dbdcc2ed2f_1632484817_614dbdcc2ecd3
Future Towers: Creando un punto urbano icónico bajo conceptos modernos
613b5f00c2ce0_1631280949_613b5f00c2c7a
Zanzibar Domino Tower: Una “espiral” que busca transformar la costa de África
613228ed90569_1630677233_613228ed90514
Jian Mu Tower: Un nuevo concepto de rascacielo “verde”