Hormigones translúcidos: Un hormigón que brinda un nuevo aire al prefabricado

Compártenos en Redes Sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Más sobre la Categoría

Ya sea en bloques o losas prefabricadas, el “hormigón translúcido” presenta una amplia gama de aplicaciones que van desde fachadas a mobiliario urbano, pasando por elementos decorativos interiores. Y si bien no es un material “nuevo”, desde hace algunos años su presencia está siendo cada vez más notoria en el Viejo Continente.

Pese a que se asocia a elementos estructurales rígidos (como vigas, columnas, losas y fundaciones, entre otros), el hormigón es un material completamente versátil, como evidencian sus aplicaciones en el mundo de la arquitectura, por ejemplo, o con el uso de tecnologías más recientes, como la construcción con impresora 3D, donde ya es posible encontrar edificaciones completas creadas con ese método constructivo.

Estas innovaciones, sin embargo, van de la mano con cambios tecnológicos que son, en su mayoría, de largo aliento. Por ello, si bien en términos de investigación se ha avanzado harto en esta materia, sus aplicaciones comenzaron a verse recién hace unos pocos años.

No obstante, las innovaciones en el hormigón también pueden darse con el material en sí mismo. Esto puede verse -literalmente- en un tipo de material llamado “hormigón translúcido”, también conocido como “hormigón transmisor de luz” u “hormigón transparente”, un tipo especial de material que puede ser utilizado en múltiples tipos de proyectos.

El nacimiento del denominado “hormigón translúcido”

Si bien algunos datos señalan que la primera mención de este hormigón capaz de “transmitir luz” se remontan a 1935, lo cierto es que no fue hasta el año 2001 que esta nueva forma del material se hizo comercialmente viable.

El responsable de esto fue el arquitecto húngaro Aron Losonczi, quien ese año patentó la idea del “hormigón translúcido” y en 2002, logró fabricar su primer bloque del material, al que denominó como “LiTraCon”, un abreviado de “Light-Transmitting Concrete”.

La composición del “hormigón translúcido” no difiere mucho del material que todos conocemos. Es decir, es un hormigón que está formado por áridos, agua y cemento. Entonces, ¿cuál es la gran innovación? Que a este “nuevo” hormigón se le añaden fibras de hebras de cristal ópticos a la mezcla, lo que permite que, una vez endurecido, las fibras añadidas permitan el paso de luz a través del bloque sólido, dependiendo de la cara del bloque a la que se apunte la fuente lumínica.

Así, se pueden proyectar sombras en una de las caras de los bloques de “hormigón translúcido” que podrán apreciarse desde el otro lado, generando el efecto de “transparencia” que, con un muro de hormigón tradicional, por ejemplo, sería imposible de realizar.

Esta innovación propició que aparecieran otras compañías, principalmente en Europa, que trabajan con el “hormigón translúcido”. Y si bien es cierto que la base de este hormigón son las fibras fabricadas con cristal óptico, las especificaciones entre un tipo de “hormigón translúcido” y otro varía, dependiendo de quién sea el fabricante del elemento.

Diferentes constituciones para aplicaciones similares

Quizás el único punto en común entre quienes se dedican a la fabricación de este hormigón, es que lo presentan como un elemento prefabricado. Por ello, sus aplicaciones pueden ser variadas: muros interiores, elementos exteriores, paneles decorativos, revestimientos, mobiliario público, pavimentos, entre otros productos.

Lo que difiere es la composición, tanto en la cantidad de fibras de hebras de cristal óptico como también, en la disposición de estas. Asimismo, también se han incorporado otros elementos para que el “hormigón translúcido” sea sostenible, en especial, en lo que ahorro energético se refiere.

En el caso LiTraCon, la presentación del “hormigón translúcido” la realizan a través de bloques y paneles prefabricados. Los bloques poseen una densidad que va desde los 25 a los 200 milímetros y un tamaño máximo de 1.200 X 400mm. De acuerdo a la ficha técnica de la firma, el bloque está compuesto por un 96% de hormigón y 4% de fibras ópticas.

Esa proporción asegura, primero, que las fibras -cuyo tamaño puede variar desde los 2mm a las 2 micras- puedan orientarse en la misma dirección y así, conseguir el efecto de transparencia de forma homogénea en el elemento. En el caso de los paneles prefabricados, estos vienen reforzados y en vez de utilizar fibras de hebras de cristal, se utiliza un plástico especial para generar el mismo efecto.

Otra firma que trabaja con hormigones translúcidos es Lucon, originaria de Alemania. En su caso, son elementos prefabricados de hormigón de alto desempeño o de ultra alto desempeño. Lo principal en este “hormigón translúcido”, además de la calidad del material, son el tipo, cantidad y disposición de las fibras en la fabricación del elemento.

Por ejemplo, desde la firma germana detallan que pueden incorporar al elemento prefabricado entre 300.000 a 360.000 fibras por metro cuadrado, de 0,4mm de diámetro, las que pueden ser de cristal óptico o de un polímero especial. Dependiendo de la terminación del prefabricado, dependerá también el efecto de transparencia del hormigón. En este caso, la compañía informó que la resistencia a la compresión de sus losas es mayor o igual a los 100 Mpa.

A estas, se suman Lucem (también de Alemania) y Zopseum, de Holanda. Estos últimos, presentan una innovación al “hormigón translúcido”: se trata de paneles fabricados con este material, cuyo núcleo es un aislante que, comentó uno de los creadores de este elemento, el arquitecto Peter Van Delf Westerhof, “lo transforma en una excelente alternativa a fachadas de cristal porque ofrece mejor resistencia térmica”.

Sin dudas, el “hormigón translúcido” ofrece distintas aplicaciones y puede utilizarse ya sea en ámbitos públicos (mobiliario, por ejemplo) como en construcciones habitacionales. Su base es el mismo hormigón de siempre, pero con las fibras ópticas, adquiere un elemento distintivo que lo convierte en un material totalmente nuevo.

Revisa en el siguiente video un reportaje al “hormigón translúcido”

Noticias Relacionadas

descarga
Académicos japoneses desarrollan un hormigón ecológico en base a reciclaje y CO2 capturado
61604d949231c_1633701352_61604d94922bb
OptiBridge: Una nueva metodología de construcción con hormigón 3D
61575fc197002_1633116118_61575fc196fba
Investigadores diseñan nuevos hormigones ultra durables y autorreparables
614e292f107d7_1632512403_614e292f1076f
Hormigón fotovoltaico: Energía independiente para futuras edificaciones
613bc84ecd0aa_1631307938_613bc84ecd064
ETH Zürich construirá un sitio cultural utilizando robots de impresión 3D
613251da16b10_1630687709_613251da16aa3
Impresión 3D de hormigón por inyección: Una nueva metodología de hormigón impreso