Café TERI: Muros curvos de ladrillos de hormigón para un café en las montañas

Compártenos en Redes Sociales:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Más sobre la Categoría

Ubicado a los pies de uno de los macizos de Corea del Sur, el nuevo proyecto del estudio de arquitectura NAMELESS se inspiró en la topografía del lugar para generar un edificio que fluyese con su entorno. Para conseguirlo, el uso de ladrillos de hormigón resultó un elemento clave.

En la ladera este de la montaña Gyeryongsan en Daejeon, ciudad localizada en la zona centro de Corea del Sur, se emplazó el nuevo proyecto del estudio de arquitectura local NAMELESS aparece como la continuación de un antiguo pasaje que conecta al macizo con la parte más llana de esta sección.

En ese sentido, esta nueva edificación se transforma en una suerte de continuación de la topografía del viejo camino que va desde Daejeon hasta la montaña.

Una de las particularidades que tiene el nuevo proyecto de NAMELESS es que, si bien se trata de una sola instalación, en realidad se trata de dos edificios enfrentados, los que se conectan gracias a un patio central, todo enmarcado bajo un concepto de fluidez que, nuevamente, refleja la topografía del lugar, explicaron desde el estudio de arquitectura.

Muros curvos que fluyen hacia el centro                            

Bautizado como Café TERI, el nuevo proyecto de NAMELESS se compone en realidad de dos edificios que están enfrentados y dispuestos alrededor de un patio central, formado a su vez por los propios muros curvos de ambas edificaciones.

“Este valle artificial, donde se difuminan las diferencias entre muro y suelo, crea una fluidez dinámica que va en dirección a los bosques que rodean al café”, explicaron los arquitectos del proyecto.

Asimismo, los muros no sólo fluyen hacia el centro, formando el patio. También, lo hacen desde el mismo patio hacia el interior, conectando de manera continua con los espacios interiores del café. Ese terreno, explicaron desde el estudio, se eleva, formando así una espacialidad estática.

“De esta manera -dijeron- el interior y exterior del edificio en su conjunto se transforman en un espacio para que las personas que van y vienen desde los bosques colindantes, descansen y disfruten de una buena cena”.

Ladrillos de hormigón para texturas especiales

Sin dudas, uno de los aspectos más llamativos del Café TERI es la textura de sus muros, la que se consiguió con el uso de ladrillos de hormigón para su construcción. En ese sentido, desde el estudio de arquitectura destacaron que el material se utilizó porque “enfatiza la continuidad del flujo que tiene el espacio”.

Para el muro de fachada, sin embargo, el uso de ladrillos sin pulir, ya quebrados, generó un contrapunto con los muros interiores, creando así una “diferencia de límites a través del cambio de luz, sombra y tiempo”, explicaron desde NAMELESS.

Completado este año, el Café TERI muestra la adaptabilidad del ladrillo de hormigón como material, ya sea en su versión pulida -como es el caso de los muros interiores como en la conformación del patio central, también con este material- o en su cara más tosca, para el muro de fachada.

Noticias Relacionadas

Exterior_Image_04 (1)
Oficinas de HANDS Corporation: Una fachada de hormigón curvo y continuo
200609-CHEVAL-BLANC_(c)Max_Botton (1)
Viñedo Chateau Chaval Blanc: Arquitectura en hormigón al servicio del vino de excelencia
chapel-of-sound-photo-by-jonathan-leijonhufvud (1)
Capilla de Sonido: Una forma única de hormigón diseñada para escuchar a la naturaleza
3a)_StudioGang_AMNHl_032522 (1)
Centro Gilder: Cañones y cavernas de hormigón para la expansión del Museo de Historia Natural
12 (1)
Capilla de la Bahía Jinting: Un “faro” de hormigón blanco para la China moderna
download (1)
Sun Tower: Una magnifica torre curva de hormigón blanco