El edificio prefabricado más alto del mundo estará en Singapur

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

South Avenue Residences, del estudio ADPP Architects, contempla la construcción de dos torres de 56 pisos, las que se emplazarán en una zona con construcciones patrimoniales del país asiático. ¿Cómo integrar estas mega-torres a este ambiente? Realizando un diseño urbanístico que genere el mínimo impacto, gracias al uso de metodologías constructivas industriales. En este artículo, te contamos más del proyecto.

Conseguir que elementos modernos puedan convivir con estructuras más tradicionales en un mismo espacio es, sin duda, uno de los desafíos de la arquitectura contemporánea. En especial, cuando se trata de diseñar proyectos que interactúen de manera armónica con su entorno no sólo físicos sino también, con edificaciones que puedan estar ya instaladas y que sean verdaderos íconos arquitectónicos de la zona.

Asimismo, esta integración entre lo moderno y lo tradicional también se encuentra directamente relacionada con las técnicas utilizadas para llevar a cabo estos nuevos proyectos. Desde diseños digitales y plataformas de integración BIM a metodologías constructivas industrializadas, la utilización de este tipo de innovaciones resultan claves a la hora de hablar de proyectos habitacionales –en este caso– cuyos desarrollos ya están pensados para el siglo XXI.

Precisamente, a eso se encamina Avenue South Residences, futuro proyecto anunciado por el estudio de arquitectura ADPP Architects, de Singapur. Se trata de dos torres de unos 192 metros de altura, las que albergarán un total de 998 departamentos y que estarán emplazadas en una zona en la que además se encuentran cinco edificios de cuatro pisos cada uno, cuya arquitectura Art-Deco hizo que los declararan patrimonio de Singapur. Además, se ubicarán en una de las avenidas más verdes del país. ¿Cómo integrar estos modernos edificios con su entorno? Ese es el gran desafío del estudio.

Construcción prefabricada y modular

Para el estudio de arquitectura, Avenue South Residences se trata de un proyecto de características muy específicas. “Estos dos rascacielos estarán emplazados en una de las zonas características de Singapur. Se convertirán en el telón de fondo de estos cinco edificios declarados patrimonio del país, en la Avenida Silat, entre la zona histórica donde se ubicaban las dependencias de coordinación del ferrocarril KTM”, explican desde ADPP.

Junto con eso, desde el estudio agregan que este proyecto “simboliza nuestra habilidad para fusionar proyectos habitacionales futuristas y ecológicamente amigables, mientras le rinde un homenaje a la herencia patrimonial de Singapur”.

¿De qué manera desarrollar un proyecto de semejante envergadura? La respuesta se encuentra en la metodología denominada como Construcción Volumétrica Prefabricada Preacabada (PPVC, en sus siglas en inglés), que consiste en la prefabricación de módulos completos fuera del sitio de obra, incluyendo sus terminaciones y accesorios, para luego ser transportados al lugar de la faena. En Singapur, informa CNN, esta metodología es particularmente popular, citando que la autoridad local incluso lo considera como un requisito constructivo en ciertas ubicaciones.

Video que muestra la metodología PPVC

De acuerdo a la firma de arquitectura, se utilizarán cerca de 3 mil módulos verticales elaborados bajo esta metodología constructiva, los que se “apilaran” de manera vertical. Desde el estudio ADPP, explicaron que gracias a esto se incrementa la productividad de la obra y ayuda a la reducción de polvo en suspensión y de contaminación acústica.

“Cada módulo –comentó en entrevista al portal Deezen Markus Cheng Thuan Hann, asociado a ADPP Architects– está terminado casi en un 80% fuera del sitio de la obra, previo a su ensamble in situ. Esto reducirá los tiempos de construcción, ya que los módulos se “apilaran” y “unirán” en el lugar de la faena, además de permitir que el proyecto reduzca la cantidad de escombros que se produzcan tanto in situ como en la planta donde se fabrican los módulos, a través de un mejor control de los procesos productivos vía una central de materiales y una plataforma logística”.

Según consignó CNN, cada módulo que se utilizará en estas impresionantes torres de 56 pisos será fabricado con hormigón en una planta en la localidad de Sinai, Malasia. Las unidades se transportarán a Singapur para ser finalizadas y amuebladas, antes de instalarlos en el sitio de la obra.

Diseño contemporáneo

Para ADPP, utilizar esta metodología constructiva, en conjunto con diseño en 3D, permite que este gran proyecto pueda integrarse de manera fluida al sitio donde estará emplazado. “El lugar donde estará Avenue South Residences presenta muy pocas construcciones con la metodología PPVC”, aseguran desde el estudio de arquitectura.

Asimismo, gracias a la integración del diseño en 3D, en cada una de las torres se integró una serie de 16 “terrazas de bolsillo” –las que quiebran la monotonía del edificio– y en los pisos 19 y 36, se ubican dos espacios verdes comunes, los que se integran al sector donde estará emplazado el proyecto, una de las áreas verdes más grandes de Singapur.

Junto con eso, estas torres de 56 pisos serán el pivote para toda una remodelación urbanística del sector. ADPP Architects explicó que contemplan un espacio verde frente a la fachada de las torres, el que estará conectado al corredor ferroviario del proyecto. Dicho espacio, comentan desde la firma de arquitectura, servirá también como “puerta de entrada a la red ferroviaria adyacente, integrando además a los edificios patrimoniales de la zona”.

Con su construcción ya en marcha, se espera que este proyecto finalice para el año 2026 y se transforme en el edificio prefabricado más alto del mundo. El récord lo tiene Clement Canopy, otra edificación de ADPP, que alcanza una altura de 140 metros. “Dependiendo de los nuevos desarrollos tecnológicos, quizás vayamos más alto”, aseguraron desde ADPP.

Planta de café en Georgia: Una interesante forma de hormigón monolítico
Estaciones del Metro de Doha: Arquitectura paramétrica para la ciudad
Museo Ordrupgaard: Actualizando el espacio con hormigón negro
Biblioteca de Haikou: Hormigón blanco, monolítico y curvo
Una casa de hormigón que mira al borde del acantilado
Tadao Ando: Arquitectura y hormigón inmersos en el espacio
Felipe kraljevich

Felipe kraljevich

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *