Casas modulares flotantes: Viviendas de hormigón para el cambio climático

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Los efectos del cambio climático son cada vez más evidentes y por ello, la oficina de arquitectos Grimshaw concibió un proyecto de casa prefabricada de hormigón que aprovecha las posibilidades del material para edificar construcciones resilientes a este fenómeno. Hasta acá, nada fuera de lo común, excepto por un detalle: estas construcciones de hormigón pueden flotar. En Hormigón al Día, te contamos más de estas llamativas viviendas.

El cambio climático ha hecho que lugares que antes estaban protegidos de, por ejemplo, grandes lluvias, sean ahora proclives a un enorme caudal de precipitaciones y con ello, sean afectados por inundaciones, haciendo peligrar no sólo las construcciones habitacionales del sector, sino la integridad física de quienes viven en dichas edificaciones. Por ejemplo, de acuerdo a recientes reportes, el nivel del mar se elevaría hasta en 1,1 metros para 2100, lo que prueba la necesidad de construcciones resilientes a estas disyuntivas.

Junto con eso, la sobrepoblación en espacios urbanos también está provocando el aumento del valor de los suelos y con ello, el acceso a una vivienda. Por estos motivos, la prestigiosa oficina de arquitectura británica Grimshaw a elaborar un proyecto en conjunto con Concrete Valley, firma holandesa especialista en hormigón, para construir viviendas pero que presentan una particularidad: pueden flotar en el agua.

De acuerdo a Grimshaw, este radical diseño permitiría mitigar los efectos que tiene el cambio climático en la calidad de vida de las personas que vivan en zonas de riesgo –zonas de inundación ya sea por lluvias o el crecimiento de la marea– y, al mismo tiempo, “permite acceder a casas a bajo costo ya que estas viviendas no estarían sujetas a restricciones de suelo”.

Para este proyecto, la oficina de arquitectura y Concrete Valley desarrollaron un modelo de producción basado en elementos modulares de hormigón, cuyos componentes se prefabrican en una fábrica, con todas las ventajas que esto ofrece en cuanto a control de calidad y costo de la operación.

Hormigón flotante: la solución

Uno de los elementos más innovadores que posee el proyecto de las “Casas Modulares Acuáticas” es el uso de sus componentes y cómo el hormigón es esencial para su éxito. Si bien es cierto que son viviendas modulares de hormigón prefabricado –en ese aspecto, la alianza de Grimshaw con Concrete Valley es esencial– el uso innovador que se le da a esta tecnología, junto con otros elementos, hacen de este proyecto una interesante alternativa de desarrollo.

Crédito: Grimshaw Architects

El elemento central de este proyecto es la gran “balsa” de hormigón que servirá de “primer piso” de cada una de estas viviendas. Este primer piso –que forma parte del espacio habitable de las casas– estaría sumergido y serviría como base para la “cubierta” de las casas modulares, un espacio al aire libre al que se le añadirían columnas para el “segundo piso” de la vivienda.

En ese sentido, la alianza de Grimshaw con Concrete Valley resulta fundamental en la fabricación de hormigón que pueda resistir los agentes corrosivos del ambiente marino y que, al mismo tiempo, permita dar estabilidad a la construcción. Por ello, desde la oficina de arquitectura comentaron que el primer piso de las casas modulares estaría fabricado con un hormigón con aire, para asegurar la flotabilidad de toda la vivienda.

Crédito: Grimshaw Architects

“La forma de este espacio es más bien simple”, comentó a Ribaj Jorry Ten Have, uno de los principales socios de Grimshaw. Junto con ello, desde la oficina destacaron también que por la naturaleza de las casas, estas podrían orientarse en diferentes direcciones para tener mejor acceso a la luz natural, adaptarse mejor a las condiciones del “terreno” o acceder a mejores vistas.

Finalmente, las “Casas Modulares Flotantes” incorporan tecnología que aprovecha la energía solar para climatizar y dar energía al “segundo piso”, mientras que la sección sumergida aprovecha la energía aportada por el movimiento del agua para climatización. Se trata, sin dudas, de un proyecto radical que busca cambiar el rostro de las construcciones habitacionales, haciéndolas resilientes aprovechando al hormigón y a sus tecnologías como materialidad principal.

Crédito: Grimshaw Architects
Biblioteca principal de Oslo: un desafío urbanístico
Plan B: Una “casa subterránea” de hormigón para tiempos de crisis
Vittorio Gregotti: La ciudad como un todo
Diseñadores crean “mobiliario brutalista” para espacios públicos
“Casa en el Camino”: Una cinta de hormigón blanco para entregar identidad
Las vanguardistas iglesias de hormigón de Walter Maria Förderer
Felipe kraljevich

Felipe kraljevich

2 respuestas

  1. hola. tendrán algún formato de descarga para la información que proporcionan, ya que es muy interesante, yo realizo capacitaciones en construccion soy titulado en el oficio y me encantaría poder tener mas información para actualizar mis conocimientos y los que entrego.

    quedo muy atento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *