Hormigón al Día
Arquitectura y Urbanismo

Álvaro Siza Vieira: El gran maestro del hormigón blanco

Con 86 años cumplidos el 25 de junio de 2019, el portugués se erige como una de las figuras más importantes de la arquitectura mundial y su uso del hormigón blanco como elemento estructural y ornamental, hacen que sus diseños sean únicos. En Hormigón al Día, destacamos cinco obras del connotado profesional.

Su deseo era ser escultor. Nos obstante, recaló en la arquitectura y en esta disciplina pudo plasmar su visión artística en edificaciones que destacan por su interesante cruce entre el modernismo y el propio afán del autor de dotar a sus diseños de una orientación más artística. Incluso esta definición es limitada a la hora de hablar de Álvaro Siza, el arquitecto portugués que ha hecho del hormigón –y en especial, del hormigón blanco– una suerte de manifiesto de su trabajo.

Desde iglesias a museos, pasando por casas y pabellones, la obra de Siza se encuentra plenamente vigente y explorando nuevas materialidades. De hecho, uno de los últimos proyectos en los que Álvaro Siza participó fue en el diseño y construcción de una torre de departamentos de lujo ubicada en pleno Manhattan, en Nueva York. Ahí, la materialidad dominante fueron las losas de piedra caliza aunque el blanco sirvió, según las palabras del arquitecto, para “destacar la vertical” en comparación a los otros edificios del lugar.

Con 86 años, cumplidos el pasado mes de junio, Álvaro Siza sigue mostrando vigencia y por ello es que en Hormigón al Día, quisimos destacar sus obras más importantes en hormigón blanco, material poco utilizado pero de gran belleza estructuras y, claramente, arquitectónica.

1.- Pabellón de Portugal para la EXPO 1998, Lisboa (Portugal)
El llamativo diseño del edificio que albergó al pabellón de Portugal en la Exposición Universal realizada en Lisboa, el año 1998, destaca por poner en un mismo plano a una construcción ideada para oficinas con un diseño arquitectónico más libre. El elemento que unifica ambas edificaciones es un una suerte de “patio” cubierto por un techo de hormigón curvo, sello distintivo de esta estructura. En una reciente entrevista, que puedes revisar aquí, Siza relató lo complejo de llevar a cabo este proyecto.

2.- Iglesia de Saint-Jacques de la Lande, región de Bretaña (Francia)
Se trata de la primera iglesia construida, en este siglo, en esa región de Francia. Siza optó por el hormigón blanco para este proyecto y una de sus características es, además de la iluminación interior, la utilización de distintos volúmenes (bloques, cilindros e incisiones) para formar la masa total de esta construcción. Este proyecto es de 2018, siendo uno de los más recientes del arquitecto portugués.

3.- Edificio sobre el Agua, Huai’An (China)
Siza diseñó este complejo industrial junto con Carlos Castanheira. Inaugurado el año 2014, este edificio se encuentra ubicado en el centro de un lago artificial cuya superficie sobrepasa los 100 mil metros cuadrados. Para el edificio, los portugueses utilizaron formas curvas de hormigón blanco en la fachada para generar uniformidad y, al mismo tiempo, contraste con los techos verdes que posee esta planta de químicos en ciertas secciones.

4.- Agencia bancaria Borges & Irmao, Vila do Conde (Portugal)
Se trata de una de las primeras obras de Álvaro Siza, ya que data del año 1982. Se trata de un edificio en el que el arquitecto buscó, a través de un volumen muy simple, establecer al mismo tiempo un diálogo con el entorno como reflejar el momento arquitectónico de la época. También, destaca el gran macizo de hormigón blanco curvo que resalta la línea de la calle.

5.- Museo de Arte Contemporáneo Nadir Afonso, Chaves (Portugal)
El proyecto, inaugurado en 2016, ocupa una superficie aproximada de 2.700 m2 y destaca su fachada de hormigón blanco junto con la forma que utilizó Álvaro Siza para resolver un problema: la posible inundación por la subida del caudal del río Támega. Para ello, el arquitecto elevó la estructura de una sola planta con una serie de láminas estructurales perpendiculares, las que dan protección a las obras que se exhiben en este museo. Se trata, sin dudas, de uno de los edificios más elogiados del portugués.

Related posts

Hormigón & arte

Jp Malebran

Hotel Puclaro – Mirando al viento

Jp Malebran

Como una ola

Jp Malebran

Deja un comentario