Hormigón al Día
Arquitectura y Urbanismo

I.M. Pei: El hormigón para soluciones habitacionales y culturales

El deceso del renombrado arquitecto –autor de, entre otros diseños, la famosa y controversial pirámide del Louvre– el 16 de mayo, a la edad de 102 años, hizo que en Hormigón al Día revisáramos algunas de sus obras más destacadas en las que el concreto es el principal protagonista.

La partida de I. M. Pei el pasado 16 de mayo, marcó sin dudas al mundo de la arquitectura. Diseños suyos como la pirámide del Museo del Louvre o la torre del Banco de China son claves a la hora de hablar de arquitectura moderna y la renovación de ésta, al mixturar elementos en el papel contradictorios y desde ahí, elevar edificaciones que además de ser rupturistas, tuviesen un rol funcional con su entorno.

El mismo arquitecto subrayó eso. “Creo que la arquitectura es un arte pragmático. Para que sea arte propiamente tal debe cimentarse sobre la necesidad”, mencionó I. M. Pei y por lo mismo, su estampa puede verse en proyectos de distinta índole, sean estos de desarrollo habitacional, museos –su trabajo más reconocido– o bienes raíces. La amplitud de su obra lo llevó incluso a relacionarse con el mundo del rock, al realizar el diseño para el edificio del Salón de la Fama del Rock & Roll, ubicado en Cleveland y completado el año 1995.

I. M. Pei inició el ejercicio de su profesión en 1948, cuando fue contratado por William Zeckendorf, responsable del paisaje urbano moderno de Nueva York. En esta época y hasta 1960, desarrolló el pragmatismo de sus diseños y fue el hormigón el material por excelencia que utilizó para el desarrollo de estos, especialmente para proyectos inmobiliarios, llegando así sentenciar que “el concreto es un material aceptable para proyectos de vivienda urbana a gran escala”.

Su vasta trayectoria lo fue distanciando del hormigón como material principal para sus proyectos. Sin embargo, algunas de sus mejores obras están fabricadas en concreto. A continuación, destacamos algunas de estos edificios:

Kips Bay Towers (1961, completado en 1965, Manhattan)

Se trata de dos torres residenciales de 20 pisos separadas por un parque de 3 acres. Las fachadas de los edificios están hechas de hormigón vertido en sitio y forman una figura “enrejada” o “celdas”, en concordancia al estilo de la arquitectura “brutalista” (estructuras monolíticas, geométricamente dinámicas, con apariencias de bloques masivos de hormigón vertido) que seguía I. M. Pei en sus primeros diseños.

Centro Nacional de Investigación Atmosférica (1955, completado en 1966, Boulder, Colorado)

Se trata de uno de los primeros grandes proyectos que se adjudicó la oficina del arquitecto (I. M. Pei & Asocciates). Su diseño, como gran parte de su trabajo en esa época, sigue la corriente brutalista. Prueba de ello son las torres de hormigón que forman la estructura principal del Centro y que fueron aclamadas por sus “nidos de cuervos”, habitaciones destinadas especialmente para para la observación y que presentan una vista sin igual del sector donde se ubica esta edificación.

Museo de Arte Everson (1968, Syracuse)

Dos décadas de que I. M. Pei revolucionara al mundo con su pirámide de cristal y acero del Louvre, ya desafiaba la noción tradicional de museo con su proyecto para el Museo de Arte Everson. El arquitecto pensó al edificio principal no como una bóveda donde se guarda la colección del lugar. Más bien, lo diseñó como si se tratase de una escultura de hormigón, con una amplia plaza pública. Asimismo, dio espacio para que la luz entregase otras dimensiones al edificio principal e incluso, para dar más dinamismo, al interior tiene una escalera curva de concreto monolítico.

Museo de Arte Herbert F. Johnson (1973, Ithaca)

Se trata de uno de los diseños más complejos que realizó I. M. Pei, ya que la Universidad de Cornell –a la que pertenece el museo– especificó que el edificio debía emplazarse en el mismo sitio donde Ezra Cornell, el fundador de la casa de estudios, eligió levantar el establecimiento. Además, la estructura no debía bloquear la vista al lago Cayuga y la ciudad de Ithaca. Pei, dio una solución impensada y arriesgada: un bloque brutalista de hormigón arquitectónico colocado in situ, diseñado con materiales locales para complementar la geografía del lugar.

Ayuntamiento de Dallas (1972, completado en 1978, Dallas)

Aunque también se ve la influencia de la arquitectura brutalista en este edificio, I. M. Pei dejó de lado los grandes rascacielos y edificaciones en altura para concentrarse en el espacio público. Por ello, este diseño de pirámide invertida hecha en hormigón –y en la que se aprecia la aparición del cristal ya de manera prominente– va de la mano con el sentido pragmático que el arquitecto buscó en sus trabajos.

Museo y Biblioteca Presidencial John F. Kennedy (1964, completado en 1979, Boston)

Considerado por el propio arquitecto como su proyecto más importante, Pei se adjudicó su diseño en 1964 –elegido por Jacqueline Kennedy– y lo finalizó 15 años más tarde. Se trata de una edificación en la que ya se ve la mezcla de materiales que lo caracterizará, por ejemplo, en su trabajo en el Louvre: hormigón, acero y cristal. Si bien el proyecto se lo adjudicó en 1964, recién en 1977 comenzó su construcción, en la que destaca su torre de hormigón prefabricado blanco de 38 metros de alto y los paneles que forman la estructura principal, contigua al pabellón de acero y cristal.

Related posts

Slimconcrete, Escofet – Construyendo espacios de calidad

Jp Malebran

Hormigón & arte

Jp Malebran

Como una ola

Jp Malebran

Deja un comentario